top of page

El drag y su influencia en el mundo del maquillaje.


Hoy por hoy estamos acostumbrados a frases y punchlines como “Quedé”, “Y la que soporte” o “Y ni modo”. Podríamos seguir una larga lista de expresiones que, para desconocimiento de muchxs, tuvieron su origen en la comunidad LGBTQ+, quedando desacreditadxs al momento de que la sociedad entera se apropia de dichos modismos.

Pero las personas LGBTQ+ no son sólo responsables por la manera en la que hablamos con nuestrxs amigxs y en entornos casuales, muchas de las técnicas de maquillaje que hemos visto en celebridades de la talla de Kim Kardashian, por ejemplo, nacieron dentro de la escena drag, quedando una vez más, sin recibir el crédito por su aportación.


¿Cuáles son dichas técnicas de maquillaje? Seguramente has escuchado de procedimientos como el contouring (método utilizado para acentuar o remarcar las mejillas, nariz y mentón), realce de cejas y el sobre-delineado de labios o plumping lips para hacerlos ver más carnosos son algunos de los trucos cosméticos que nacieron en la cultura drag y que muchas veces se los atribuimos a make up influencers o famosxs de Hollywood.


Antes un maquillaje que aparentaba ser más natural era la norma tratándose de belleza: elegante, pero simple y discreto. Ahora gracias a plataformas de entrenamiento como RuPaul’s Drag Race (2009 – presente) y La Más Draga (2018 – presente) el maquillaje empleado por drag queens se ha elevado a las esferas mainstream.


Muchísimos años antes de que existieran los reality shows previamente mencionados, durante los días del teatro isabelino (1578 – 1642) y William Shakespeare exponía sus obras, las producciones teatrales no admitían mujeres, por lo que todos los roles (incluidos los femeninos) quedaban a cargo de actores masculinos. Por ende, los vestuarios y maquillaje debían ser más exagerados, a fin de adaptar las facciones de una mujer al cuerpo de un hombre.


Esta tendencia de aplicar maquillaje en hombres que intentaban emular a una mujer creció más a inicios del siglo XX, cuando hombres homosexuales se reunían, de manera clandestina, en bares o salones de baile, donde podían ser ellxs mismxs y explayar su feminidad interior sin miedo a las penitencias, como es el caso del Baile de los 41 aquí en México. No obstante, la popularidad del maquillaje drag en la cultura pop llegó a su cúspide con Divine (1945-1988), musa del cineasta John Waters y cuyo look insignia eran unas cejas super arqueadas y sombra de ojos híper exageradas.


Con el paso del tiempo, variantes del entretenimiento como artistas o celebridades más convencionales, dieron buena acogida a las prácticas del maquillaje de las drags queens y las aplicaron en su propia industria, tales como: resaltar los pómulos, frente, mentón, nariz y labios para crear una ilusión más histriónica de los rasgos femeninos y simular un rostro más afilado.


Cada vez son más las plataformas vía streaming en donde las drag queens son las protagonistas, sus carreras se han elevado al nivel de beauty influencers o make up moguls, volviéndose íconos de las redes sociales. ¿Lo mejor de esto? estamos en una nueva era en donde el maquillaje no se conforma con un solo género. Existe una nueva subcategoría en donde mujeres y hombres cisgénero, trans, gente no binarix, queer, etc. pueden aplicarse maquillaje gracias a que la brecha de género está más desdibujada y todo gracias a lxs artistas drag.







Amelia Waldorf.


Concursante de la segunda temporada de La Más Draga y conductora de las reviews A Calzón Quitado en YouTube, el maquillaje de Amelia es uno de los más pulidos en la escena drag de nuestro país. Su punto focal son los ya mencionados plumping lips, así como un sombreado y contorno de ojos super potentes. El resultado termina siendo muy editorial. Sus aptitudes con el maquillaje incluso llamaron la atención de Ariana Grande al grado de que r.e.m.beauty (su línea de cosméticos) posteó una de sus fotos en Instagram. ¡Un suceso histórico para México!

















Deseos Fab.


La primera confirmada de La Más Draga 5 y conductora junto con Amelia de A Calzón Quitado. El maquillaje de Deseos Fab se distingue especialmente por los ojos, los cuales armonizan con la personalidad de su personaje: cómico, exagerado y una ironía a la estética de las muñecas Barbie.























Georgie Boy.


Mientras que Deseos intenta ser una interpretación humorística de una muñeca, el maquillaje de Georgie Boy le da el giro opuesto: ser una muñeca hiper femenina al llevar dichas características al máximo nivel. Su fuente de inspiración son las Bratz.















Paper Cut.


A diferencia de los ejemplos anteriores, Paper Cut es un Drag King (un personaje drag que histrionisa el arquetipo masculino) cuya estética de vestuario y cosmética está inspirada en la extravagancia de los Club Kids. Su maquillaje se destaca por estar compuesto de un rostro totalmente blanco, agregándole teatralidad y acentuando el contouring y el highlighting tanto de su nariz, como de sus pómulos.

Entradas recientes

Ver todo

Conoce a Adrian Cassab: La estrella de la belleza

En el mundo de la estética facial y dentro del concepto que se dice por “belleza” (irónicamente), las personas que están detrás y elaborando la felicidad producida de una satisfacción personal, siempr

Mitos y realidades del bótox.

Los procedimientos estéticos siempre son un tema de debate y, aunque exista mucha gente en contra de ellos, no podemos negar que todes hemos pensado en hacernos alguno. Existe mucho misticismo alred

Комментарии


bottom of page